Eppur si mouve
Los precios de las actividades no incluyen IVA. © Cross Skating - Optical Biathlon - Kickbiking Spain  Actividades deportivas. España 2013
Inicio Cross skating Optical biathlon Kickbike Actividades Galería Noticias Enlaces Contacto

Bastones para Cross Skating:

Bueno, bueno. Te has decidido a comprar unos patines todoterreno (¿has mirado la comparativa que hemos hecho?) y claro, necesitas unos bastones. Y aquí es donde te preguntas cuáles son los más adecuados. Los más caros son los mejores para los que se dedican al esquí de fondo profesionalmente. Pero para el patinaje todoterreno o Cross Skating no tienen por qué serlo. Básicamente nos encontraremos dos tipos de bastones por el material del “tubo”: aluminio o fibra. Luego también tendremos que decidirnos por el sistema de la dragonera: clásica de cincha, anatómica fija, anatómica con desenganche rápido y para los más “especialitos”... de biatlón. Y por último, la punta.

Elección de la talla

Una fórmula muy simple para escoger los bastones de Cross Skating es multiplicar tu altura en centímetros por 0,9. Pero si vas a comprar los bastones personalmente a una tienda, lo mejor es coger unos que, calzado normalmente (zapato de vestir bajo o deportivas, nada de plataformas ni taconazos de aguja), te queden entre el mentón y el lóbulo de la oreja. No debemos usar bastones ni demasiado largos, ni demasiado cortos porque es perjudicial para la técnica. Pero ante la duda, siempre es mejor comprarlos ligeramente largos porque luego se pueden cortar. Si no sabes cómo hacerlo, ponte en contacto conmigo y te explico cómo hacerlo.

Tipo de material

Bastones de aluminio Generalmente más baratos que los de fibra, aunque hay bastones de alta gama en aluminio que son más caros que los modelos de gama media y baja hechos en fibra. El gran inconveniente de los bastones de aluminio es que transmiten toda la vibración del impacto en el suelo y esto afecta a la comodidad del patinador.  Puede acabar en alguna lesión por sobrecarga muscular o en tendinitis. Aunque si no coges mucho asfalto, el problema es mucho menor o ni tan siquiera aparece. Pero si tienes claro que vas a hacer muchos kilómetros en asfalto y tu bastón es de aluminio, hay una solución: las puntas con amortiguación. Hablaremos de ellas más adelante. La principal ventaja de los bastones en aluminio es, como habíamos señalado, el precio. Otra ventaja es la resistencia en caso de caída, enganchones, golpes laterales... Para principiantes recomiendo bastones de aluminio, porque es probable que más de una vez se caigan sobre ellos. Si en una caída así los pillan un poco mal, con uno de aluminio no tendrán problemas, mientras que uno de fibra se cascará seguro. El otro tipo de rotura de los bastones, enganchándolos con los propios patines, ocurre más a menudo de lo que podría parecer y generalmente en esquiadores y patinadores de nivel medio y alto y sobre todo haciendo el paso asimétrico. Yo sólo he roto un bastón en más de 8 años patinando todoterreno y fue precisamente haciendo asimétrico: llega un momento en el que apuras tanto el gesto que clavas el bastón por delante del patín pero a la vez, abres tanto el ángulo de los patines que acabas pasando un patín por detrás del bastón. Es entonces cuando al recuperar hacia adelante el patín, se encuentra con el bastón en el que estás cargando el peso. Si el bastón es de aluminio, a lo máximo que nos arriesgamos es a tropezar y puede que besemos el suelo si nos desquilibramos demasiado. El bastón de fibra, parte casi seguro, como me pasó a mí. Bastones de fibra Aquí nos encontramos con la fibra. Puede ser una mezcla de fibra de carbono y fibra de vidrio o sin mezcla, sólo fibra de carbono. Casi todas las marcas tienen bastones de fibra que empiezan en 30-40% de carbono y va subiendo el porcentaje hasta que en las gamas altas son 100% carbono. Los bastones de fibra tienen la clara ventaja de que absorben muy bien las vibraciones, siendo perfectos para entrenar en asfalto. Pero son menos resistentes que los de aluminio. No quiero decir que sean poco fuertes, pero sí que las probabilidades de rotura son mayores. Si ya eres un fondista o patinador todoterreno avanzado, puede que prefieras este tipo de bastones. Indudablemente, son más cómodos, más ligeros y transmiten mucho mejor la fuerza de los brazos (hay menos pérdidas por flexión del bastón).

Dragoneras

Son las correas por las que pasamos las manos y que nos permiten soltar el bastón al final del empuje y que al recuperar hacia adelante el bastón vuelva él solito a la mano. Hay de varios tipos. Cinta simple (tradicional) Es sólo un bucle de cinta en el extremo de la empuñadura. Es el sistema más simple y barato, pero es un poco incómodo porque la cinta se clava en la mano y no permite que sueltes el bastón totalmente al final del impulso. Puño con cinta tradicional Dragonera anatómica Mucho más cómoda. Un sistema de correas anchas y velcros que suele cubrir la palma y el reverso de la mano casi como un guante sin dedos. La mano va mucho más cómoda puesto que se reparten mejor las presiones y podemos meter más fuerza en cada impulso. Permite soltar el bastón totalmente al final de la fase de impulso y devuelve el bastón a la mano en la fase de recuperación. Aquí nos encontramos con dos tipos de dragonera anatómicas, las fijas y las automáticas. Las fijas no se pueden separar del puño, mientras que las automáticas sí. Así, para echar un trago del bidón de agua, con las normales hay que coger el bidón con los bastones puestos, los puños de los bastones molestando por medio, los bastones colgando por ahí, el bidón que se escapa entre las manos... Y no digo nada si lo que vamos a hacer es comernos una barrita... Al final te acabas soltando los bastones. Tampoco es un problema muy grande, sobre todo si estás parado. Dragonera fija Por otro lado, con las automáticas, sólo hay que desenganchar la dragonera del puño (cada marca tiene su sistema). La dragonera se queda en la mano, como un segundo guante y el bastón queda suelto. Con este sistema es mucho más fácil beber en marcha. Luego, volver a enganchar el bastón es cuestión de un clic nada más.                                                                                                                            Sistema rápido de Leki Sistema rápido de KV+ Dragonera de biatlón Las reseño aquí porque existen, aunque no me parecen las más adecuadas para nuestro deporte. Son simplemente las clásicas cintas (normalmente más anchas) a las que se les ha puesto un material plástico que hace que el bucle se mantenga abierto para meter la mano en un simple movimiento. Muy interesante para los biatletas porque pueden soltar los bastones con total facilidad, disparan y con un simple gesto vuelven a colocarse los bastones. Si a alguien le gusta... pero no las veo para el Cross Skating.

Puntas

Aquí no hay mucho que pensar. Las más duras son las mejores. Cuanto más duras y resistentes, menos se van a gastar, especialmente si vamos mucho por asfalto. En tierra el problema es menor, también pierden el filo, pero tardan más en perderlo e incluso siguen clavando aunque no estén muy afiladas. El material por excelencia es la widia. Hay puntas específicas para rollerski, hechas de widia y sin la cazoleta para la nieve y que son perfectas para el patinaje todoterreno. Pero también podemos usar las puntas de esquí de fondo, con su cazoleta y todo. Aquí hay que tener cuidado porque mientras que las puntas de rollerski son todas de widia, las de esquí no, solamente las de gamas altas. Las más normalitas son de acero más o menos endurecido, pero que se desgastan muy rápido si las usamos fuera de la nieve. Y también hay puntas con amortiguación para asfalto. Consisten en una punta insertada en un cilindro que lleva dentro un muelle o un elastómero de goma. Funcionan muy bien. Te quitarán muchas vibraciones, cada pinchazo en el suelo suena mucho menos e incluso mejoran el agarre en asfalto. Para tierra no las veo tan necesarias, pero me parecen fabulosas para asfalto.
Punta de rollerski
Punta amortiguada
Punta con cazoleta para nieve